Siempre nos la intentan colar, y cada vez nos la cuelan menos

La desconexión entre los cargos electos y sus representados es notoria. Y aquí tenemos ejemplos de ello que aparecen de forma diaria a través de las decisiones tomadas en los plenos municipales y las oficinas municipales que no tan sólo no cumplen con las promesas electorales de los partidos en el gobierno, sino que los contradicen. Además cuando se aprueban, estos se hacen a las espaldas de los ciudadanos, y una tiene noticias de ello cuando las partes afectadas por los planes reaccionan y estas reacciones aparecen en los medios.

Xavier Trias y Ana Botella

Las reacciones de los vecinos del barrio obrero de Gamonal en Burgos durante el pasado mes de enero, cuando su ayuntamiento decidió unilateralmente levantar toda una avenida llena de aparcamientos gratuitos, para construir un aparcamiento subterráneo de pago, cuando al mismo tiempo cerraba una guardería municipal por falta de recursos, fue un claro ejemplo de desconexión del ayuntamiento burgalés. El espíritu de lucha y de organización de los vecinos de Gamonal fue totalmente infravalorado por el consistorio. El desalojo y derrumbe (que sólo fue parcial finalmente) del centro social okupado de Can Vies del barrio de Sants en Barcelona, en Mayo, es otro ejemplo. Quien conozca lo que representa Can Vies en Barcelona, sabía lo que ocurriría si se tocaba ese emblema del barrio y de la ciudad. Y sólo un ayuntamiento totalmente alejado de su ciudadanía y de los movimientos sociales que también son parte de ella. Y en ambos casos, ambos consistorios han tenido que hacer marcha atrás.

Pero la herramienta más peligrosa que tienen los municipios para ignorar los ciudadanos o por lo menos a la mayoría de ellos, son los planes de ordenamiento municipal. Son aquellos que determinan como será una ciudad o pueblo, y estos pueden ser muy libres o muy limitantes, muy direccionados hacia un lado o hacia otro.

En Barcelona, el alcalde de CiU, Xavier Trias, se ha apresurado a aprobar nuevos planes de ordenamiento barriales para vender lo poco que quedaba de Barcelona a las mafias del turismo y del blanqueo del dinero del tráfico de las drogas. No regular los miles de pisos turísticos, abrir el grifo a la llegada de nuevos hoteles de lujo a la ciudad, el nuevo y por supuesto polémico superpuerto de lujo para yates exclusivos, la ampliación del puerto para que lleguen decenas de cruceros semanalmente a la ciudad, convirtiendo a Barcelona en un parque de atracciones, privatizando el espacio público y destruyendo el tejido social de los barrios que precisamente son el nido de las resistencias que hemos citado antes. ¿Con participación ciudadana? Como los pasados gobiernos socialistas del consistorio hicieron gala de supuesta participación, se ha visto obligado de presentar en los distritos los planes, y ahí las asociaciones de vecinos y movimientos sociales se han movilizado, pero si no hubiese sido por esto, pocos se hubiesen percatado.

Y ahora Ana Botella va hacer de lo mismo, iniciar un plan de ordenamiento sin consultar a los madrileños, pero estos no se van a dejar engañar. La Plataforma No A Este Plan se ha movilizado para concienciar a sus conciudadanos de las intenciones de su alcaldesa a menos de un año de las próximas elecciones municipales.

Anuncios
Tagged with: , , , , , , , , , , , ,
Publicado en Corrupción, Ecología, Economía, Territorios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: